Foto:
POR QUÉ LO HACEMOS
EL PRIMER PASO
PRINCIPALES ACCIONES

Porque hoy en día hay algo más de un millón y medio de personas privadas de libertad (según cifras de Prison Studies - enero 2016) y una clara tendencia alcista que no parece que vaya a revertirse en la mayoría de los países de la región.

Por ende, entender y visibilizar el impacto que el encarcelamiento de un referente adulto tiene en la vida y derechos de los niños y niñas latinoamericanos representa un desafío urgente para estados, sociedad civil, comunidades y familias; ya que, como el mismo Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas reconoció -durante el Día de Debate General de 2011-, hay un “bajo nivel de conocimiento general sobre [la situación de] hijos con padres encarcelados.”

image01
Foto: Gurises Unidos.